La cabaña nace para satisfacer la irrefrenable necesidad de estar a solas conmigo misma. Cualquier montañero entenderá muy bien a lo que me estoy refiriendo. Basta remontar la fatigosa subida, coronar una cresta y expandir la mirada para darse cuenta de la necesidad de trepar solo sobre uno mismo: la más difícil de las travesías humanas. Allí todo es más puro, el límpio y fresco viento de la cumbre, azota y allana los laberintos del alma, poniendo un poco de orden y paz, donde antes no lo había. Y se experimenta, junto a toda la pequeñez personal, la más honda soledad acompañada por la presencia de los otros en el recuerdo.
Han quedado allá lejos las prisas de la vida en el paisaje urbano. Aquí no hay prisa para llevar enseguida y a todas partes el propio vacío. Aquí la vida personal se vuelve densa y maciza con la experiencia de lo intemporal y la copresencia de todos.

martes, 18 de octubre de 2011

Fuerteventura 28º, el arco iris de otoño.



Una explosión de color inundó el pueblo este fin de semana. Se celebró la primera edición del Rainbow Fuerteventura una apuesta magnífica para convertir la isla en el destino favorito de la comunidad LGTB internacional durante el otoño. Es la primera convocatoria de orgullo gay marítima que se celebra en España y contó con un montón de actividades de ocio, culturales, deportivas y festivas. Mientras en Europa bajan las temperaturas, Fuerteventura disfruta en octubre de las mejores condiciones climatológicas del año, sol, playa y naturaleza. Es por eso que los promotores pretenden que sea la isla LGTB de esta estación y tome el relevo a la amplia oferta de celebraciones que existen en algunas ciudades europeas y en otras islas del mar Mediterráneo como Mykonos o Ibiza. El programa no sólo iba dirigido a la comunidad LGTB sino que fue una celebración abierta a la diversidad y un espacio de integración de personas de todas las orientaciones sexuales con una filosofia orientada al mar y los espacios naturales. En la playa estuvo situado el epicentro de la fiesta, y si les digo que lo pasé de fábula, me quedo corta. No recuerdo haberme divertido tanto en muchos meses.



7 comentarios:

andré de ártabro dijo...

¡AY como me hubiese gustado estar ahí! por el azul de las aguas, por la calided de sus mujeres, por el orgullo gay ,no por lo de gay pero si por lo de orgullo, y es que ahí también está
FAYNA
Todas las veces miro tu perfil me place leer ;
sexo :mujer, por favor no cambies.
un beso

Kassiopea. dijo...

Eso de que en Europa bajan las temperaturas... en Barcelona nos estamos asando, lo nunca visto en estas fechas. Me alegro de que te divirtieras en el evento, todo lo que sea diversión y más si es en un entorno marítimo vale la pena.

sabores compartidos dijo...

pues me parece bien que te lo hayas pasado tan guay en la fiesta, y que la isla sea el referente en esta epoca del año, y encima para todo tipo de publico, ejm,
un besote
ah se me olvidaba que a veces se me pasa entrar en tu blog porque tengo como seguidora el anterior y al no ver el nuevo se me pasa. si no te importa te podrías agregar para que no se me olvide ,vale?
Gracias.

mariajesusparadela dijo...

Buena falta hace reirse, Fayna.

Anónimo dijo...

Hola

Me llamo Alejandra y soy administradora de un directorio web/blog y me ha gustado mucho su sitio.

Me gustaría contar con su sitio en mi directorio, a cambio solo pido un pequeño enlace a mi página de películas, ¿Qué le parece la idea?

Mi correo es: ale.villar@hotmail.com

Un beso! y SueRte con su BloG!

Myriam dijo...

¡pero que bien! me alegro que te hayas divertido tanto. Yo me divertí mucho en todo mi viaje, como sabes.... y sí, tienes razón: la próxima amordazo con barbijo a quien desperrame virus en el avioncito-lata-de-sardinas.

¿habrá barbijos para sardinas?

Muchos besos y ya estoy mucho mejor y funcionando ( No queda otra) pero a media asta, esta semana. Ya la otra, es otro cantar.... jijiji.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Fayna, me has dejado un comentario muy hermoso.
Veo que te has divertido y eso es estupendo.
Te dejo un beso de mi ternura
Sor.Cecilia