La cabaña nace para satisfacer la irrefrenable necesidad de estar a solas conmigo misma. Cualquier montañero entenderá muy bien a lo que me estoy refiriendo. Basta remontar la fatigosa subida, coronar una cresta y expandir la mirada para darse cuenta de la necesidad de trepar solo sobre uno mismo: la más difícil de las travesías humanas. Allí todo es más puro, el límpio y fresco viento de la cumbre, azota y allana los laberintos del alma, poniendo un poco de orden y paz, donde antes no lo había. Y se experimenta, junto a toda la pequeñez personal, la más honda soledad acompañada por la presencia de los otros en el recuerdo.
Han quedado allá lejos las prisas de la vida en el paisaje urbano. Aquí no hay prisa para llevar enseguida y a todas partes el propio vacío. Aquí la vida personal se vuelve densa y maciza con la experiencia de lo intemporal y la copresencia de todos.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Muy poco puedo hacer para cambiarlo.



A veces me gustaría escapar de mí misma. Por un ratito nada más.Y no pensar en nada. Sobre todo no pensar, dejar la mente en blanco a capricho y levantar el vuelo. Volar alto, muy alto, a diez mil kilómetros sobre el cielo azúl, inmenso y pacífico, hermoso e infinito.
Implorar tiempo muerto.
Es sólo una ilusión, no es posible dejar de ser uno mismo. Este es mi cuerpo,  mi personalidad,  mi carácter,  mi genio;  éstos son mis miedos y rarezas,  mis conocimientos,  las decisiones que he ido tomando por el camino. Y muy poco se puede hacer para cambiar todo eso. Una puede cultivarse, instruirse, modelarse, puede llegar a ser más paciente, más decidida, más amable... pero en esencia seguirá siendo la misma.
Llegamos a un nuevo lugar, empezamos una nueva vida, y resulta que las mismas inquietudes, preocupaciones y similares problemas vuelven a aparecer.



14 comentarios:

Luismi dijo...

Así es la vida. Mientras no vayamos hacia un lado más oscuro... siempre tendremos algún nuevo matiz.

Por ejemplo, ahora sin malos humos ¿no?

Besos y buen finde.

andré de ártabro dijo...

Se puede cambiar mil veces de lugar pero si tú no cambias ni un ápice, todo seguirá igual , cambia solo un poco, muy poco y todo cambiará, para eso crea un habito contrario a una costumbre,
Mira yo cuando aun no acabé de comer ya estoy fregando los cacharros , que apenas terminé tiro de la cisterna , en un momento dado, empecé a contar hasta 20 antes de...
No te imaginas cuando llevaba un mes contando hasta 20, como cambió me vida, después de comer sin darme cuenta descansaba , después de que hable mi interlocutor aun sigo pensando en sus palabras un buen rato , soy mucho mas feliz ,¡todo , todo es distinto ahora.
Y cierro los ojos y me imagino en el tejado de mi casa y veo la calle y algunos coches aparcados , después me imagino en una nube y veo mi ciudad y parte del mar luego me imagino más arriba y veo un hermoso planeta azul..!Dios que rollo!
¡Perdona mi intromisión

Un beso

mariajesusparadela dijo...

Sí. Uno es uno, sin remedio.

Myriam dijo...

Querida Fayna: La imagen que elegiste es preciosa para el texto y vice versa.

Me gusta como eres, auténtica -con lo bueno y lo malo-, asi que no cambies la incambiable esencia ni te muestres artificialmente enmascarada.

Cierto, las mochilas siempre se llevan a donde uno vaya. Por eso, cuando más livianas estén mejor. Y eso significa no tener cuentas pendientes.

Besos

Kassiopea. dijo...

Para eso tenemos la imaginación, para volar y evadirnos aunque sea por unos minutos de lo cotidiano.

Besos.

Amanda T. dijo...

Esa necesidad de estar a solas con uno mismo,de desconectar, de cambiar, la sentimos todos.
Nuestra esencia siempre será la misma.
un abrazo.

Steppenwolf dijo...

¿Has probado a hacer yoga?, ahora en serio, de algo que nos marca tanto como la genética no podemos huir, ni de las circunstancias, y es que realmente casi todo lo tenemos ya escrito, eso pienso.
Saludos.

curro dijo...

Que razón tienes y que dificil por no decir imposible es cambiar, estaamos atados a todo eso que dices. Sin embargo voy a decirte una cosa respecto de pensar, porque entiendo que hay dos formas de pensamiento: la tuya y los otros, si logras olvidarte de los otros seraz mas feliz. Un abrazo.

Mascab dijo...

No podemos huir de nuestra realidad, pero sí esforzarnos en cambiarla cuando no es tan plácida y bella como nos gustaría. Los proyectos ayudan a comenzar el cambio, pero hay una esencia base que no podrá cambiar: nuestra propia personalidad, lo que atrae, aparta, dispersa, une...toda nuestra única vida.

Besos, guapa!

Julia dijo...

Todo ese cambio está relacionado con el paso de la edad, creo que no tenemos que arrepentirnos de nada por malo que sea, es parte de nuestra vida y lo que nos hace reflexionar para elegir otro camino, todo nos vale. Un beso guapa.

En la foto te pareces mucho a mi hermana

espronceda- nictemero dijo...

! Madre mía, que decir de este tema !!
Creo que lo que planteas , siendo consciente de ello, es un asunto de gran calado filosófico y que ha sido objeto de mucha tinta. Mi opinión es que no es cierto que siempre seas la misma cuando los avatares de la vida se van sucediendo.
Cada uno de ellos te deja una huella, si eres una persona que piensa y discurre.
Lo importante es mirar atrás y estar satisfecho de lo que ves. Aunque al final me acuerdo de una frase de no se quien que dice : si quieres ser feliz como me dices, no analices muchacha, no analices. A lo mejor el truco para evadise es ese.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola preciosa, a mi también me gusta como eres, así que si algo has de cambiar, te lo dejo a tu gusto. Andre tiene una parte buena en su exposición. Por ejemplo, yo soy la misma en esencia que hace 30 años, pero he cambiado malas actitudes que a esa edad tenía, pero sin dejar des ser la auténtica Cecilia
Te dejo un beso de ternura
Sor. Cecilia
!Anda!! pasa por mi blog y mira el vídeo que dedico a la poeta Alma Mateos Taborda el día que doy el premio a los 1000 que no te has llevado

sabores compartidos dijo...

Asi es la vida, te meten en un cuerpo y alla te las ventiles, jejeej Uno no puede cambiar de como es, si moldearse y forjarse a si mismo. Lo mejor es estar lo mas en paz con uno mismo y intentarlo con los demas, jajaja anda que no.
un besote

cruzita dijo...

Hola que tal estas, mi querida amiga Fayna. Largo tiempo de reposo por este camino cibernético, y ahora vuelvo con calma, a vistarte y reencontrarnos. Veo que tu te has renovado, eso es bueno y deseo que sea para bien. He decidido presentarme de nuevo hacia ti, en este post, que me ha gustado y con el que me identifico, como si hablaras de mi. En efecto, asi somos..., podemos intentar mejorar en algo, pero la esencia de uno mismo siempre está ahí..., le doy la razón a sabores compartidos, "Lo mejor es estar lo más en paz posible, con uno mismo, y después, intentarlo con los demas". Pero a fin de cuentas, lo importante es estar y sentirse uno en paz, consigo mismo. Me alegro de leerte, Fayna. Muchos besitos.